sábado, 8 de diciembre de 2007

La lealtad perruna!!!

Image Hosted by ImageShack.us
Tiene gracia que un para un día que me despierto a las 10 de la mañana no haya salido aún el sol. Parece broma, pero no lo es, hoy hace un dia nubladote que te pasas. Pero una de las ventajas de levantarse temprano es que tienes mas tiempo para hacer cosas y yo me dije a mi mismo, me voy abajo a desayunar!! Efectivamente, fuí y salude a toda mi familia para no faltar al respeto al protocolo y mientras desayunaba me puse a leer el periódico (yo es que soy mu maduro ya) y leyendo un artículo de no se qué, el escritor hacia referencia a "La lealtad de Canelo" y me quedé intrigado que te pasas.
Busqué en internet a ese tal Canelo y me topé con una historia que os sonará pero, como ya sabéis, a mi me pirran las buenas historias y esta, me ha encantado. Esta historia me pilla a mi muy cerca, pués ocurrió en la milenaria ciudad de Cádiz (para aquellos que piensen que su ciudad es vieja, Cádiz tiene algo asi como 3000 años, los pisos estan mu bien construidos y por eso han durado tanto) y versa sobre la historia de un perro.
Para ser mas exactos tiene lugar en las puertas del Hospital Puerta del Mar (en ese hospital me echó mi mare por coño, quiero decir, nací yo). Allí lo llaman, "La Residencia". Ya creo que mas o menos os váis haciendo a la idea de como va la historia, pero para aquellos que no os la voy a contar.
Corría el año 1990 cuando un vagabundo enfermo que vivía en las calles de Cádiz (imaginaos como tiene que ser dormir una noche en la calle ahora en invierno), este enfermó y se dirigió a "La Residencia" para ser atendido de su mal. Evidentemente el vagabundo sabía que Canelo no podía entrar asi que le dijo, "Esperame aquí, compañero". Como buen compañero y amigo, esperó y esperó, pero su dueño no salía. Como sin duda habréis pensado, el dueño murió, pero Canelo siguió esperándole, tanto le esperó que estuvo 12 años en la puerta de "La Residencia".
Mucha gente decía que el perro examinaba con semblante apenado a todas las personas que salían del hospital, buscando a su amigo, a su compañero de vida, pero su amigo no salía. La historia da un vuelco cuando la dirección del hospital se queja de que Canelo puede suponer un riesgo para la salud pública. La perrera municipal tomó cartas en el asunto y Canelo fué capturado y llevado a la perrera municipal, mas conocida como la antesala del cielo de los perros.
Y aquí viene la parte de la historia que solo puede pasar en Cádiz, porque es una ciudad única, estoy seguro que sería mas complicado que esta historia sucediera en Madrid o Barcelona, pero no he dicho que sea imposible, tengo la estúpida creencia que todos somos un poco humanos en el fondo. El caso es que media ciudad de Cádiz se movilizó, hubo una manifestación encabezada por Agaden (Asociación Gaditana para la Defensa y Estudio de la Naturaleza), pidiendo la libertad y el derecho a la vida de Canelo, que era solamente, un perro fiel.
El mismisimo teniente de alcalde de la ciudad firmó el indulto de Canelo y fué libre de nuevo. Se le buscó un hogar de acogida, pero el siempre escapaba para ir a la puerta de "La Residencia" a esperarlo a él, a su amigo, pero el no salía. Puede que para la mente de Canelo, su dueño solo fuese aquel vagabundo que entro en "La Residencia", pero todos los gaditanos se sentían un poco dueños de Canelo, pues le llevaban comida y cuidaban de el. Muchas televisiones se pasearon por la puerta de "La Residencia" para contar la historia de Canelo, incluso llego de los USA una caseta de perro para uso de Canelo pero el ayuntamiento no la instaló por que la ley lo prohibía.
Ojalá esta historia tuviera un final feliz, pero no lo tiene, pues en 2002, Canelo fué atropellado y el conductor se dió a la fuga. Espero que donde esté pese en su conciencia lo que hizo, pues es de cobarde no dar la cara cuando se ha cometido un error.

Tiene gracia que haya encontrado esto hoy en el periódico, pues el viernes vi una noticia por ahí de que en China, una pareja de perros atravesó una calle y uno murió atropellado y bueno, creo que estos 11 segundos de video os aclararan el resto.

Bueno, creo que esto es ya suficientemente largo, si luego me da la picá pondre otra cosa sobre otro perro leal a ver que os parece. Como ya dije antes, pensad dos veces antes de llamar perro a una persona, pues los perros no hacen las tonterías que hacen los humanos, los humanos son simplemente eso, humanos, he dicho!!!

1 comentario:

Loveless dijo...

eres un cabrón!!!
ke pena de video...