domingo, 16 de diciembre de 2007

Alexander Fleming!!!

Alexander Fleming en su laboratorio

Domingo...día como siempre extraño por su textura espaciotemporal que presagia la venida de una semana llena de clases aburridas y pastosas. Pero lo bueno es que despues llegan las vanidades, perdón, quise decir navidades, que patoso soy escribiendo. Hoy os vengo a hablar de un hombre que cambió el mundo y que sin duda logró que muchos de nosotros estemos aquí y ahora leyendo estas líneas, me refiero a...Alexander Fleming!!!También llamado...El hombre con mas potra de la historia!!!
Este hombre, bendecido con la varita mágica de la suerte nació el 6 de agosto de 1881 en Ayrshire, Escocia. Como todo ser humano, creció y creció hasta hacerse un hombrecito y se hizo doctor. Consiguió trabajo en el Hospital de Saint Mary de Londres, donde le encontró gustillo a eso de pincharle con agujas a los pacientes, descubriendo luego que si le pinchaba con inyecciones y estas iban llenas de liquidillos, algunos pacientes mejoraban un pasote!!. Así nació su pasión por las vacunas y los sueros. Cuandó arribó la primera guerra mundial (una confrontación justificadísima, como todas), se fué al frente francés como médico de guerra. Alli observó la elevadísima mortandad (todas esas muertes estaban justificadísimas), que producían las heridas de metralla (metralla por aquí metralla por alli!!). Cuando volvió a su logar de trabajo en el hospital londinense se puso a trabajar en un remedio mas eficaz contra las infecciones.
Alli ocurrió la primera potrada (evento que te sale de potra, es como cuando estas jugando a un juego, estas en una fase que la has hecho 20 veces y dices, buah a la mierda, vas a saco y sin cuidao y te la pasas xD). Se ve que por lo visto estaba resfriadete nuestro amigo Alexander y estornudo de tal manera, que echó tres tabiques abajo y muchas enfermeras tuvieron pesadillas con mocos durante unos meses. PEro he ahi la sorpresa, que uno de esos moquillo cayó sobre una placa de petri con un cultivo bacteriano. Fleming no se dió cuenta hasta que vió un pedazo de boquete en la placa de petri, significando ese boquete que las bacterias habían fenecido. Gracias a ese estruendoso estornudo descubrió la lisozoma, un compuesto que le hace pupitar a las bacterias.
Yo me identifico un poco con nuestro hermano Alexander, pués el, como yo, era un desordenado nato, pero en su desorden había un orden, y gracias a ese desorden, hizo su gran descubrimiento, la penicilina. Como siempre, estaba trabajando en el laboratiorio con sus placas de petri. Un día se fue y se dejó la ventana del laboratorio abierta. Al regresar notó que hacia un frío que te pasas y cerró la ventana. EStaba trabajando con placas que estaban sembradas de bacterias Staphylococcus aureus, que eran bacterias patógenas (no con forma de pato, patógenas quiere decir malas pa la salud). Se dispuso a tirarlas, pero tenía la mala costumbre de echarles un vistazo antes de arrojarlas a la basura del olvido. Al observar una, vió una que le llamó mucho la atención. Había una zona transparente, una zona de bacterias muertas. Lo flipó en demasía al ver tal cosa, pues sabía que era un gran descubrimiento, algo había matado a las bacterias. Mas tarde descubrió que ese algo era Penicillium notatum, un hongo que producía penicilina.

Placa de petri con el hongo
Molécula de Penicilina en 3D

Publicó su descubrimiento en la revista científica de la época (no, no era la revista Loka), pero sus colegas médicos no le dieron importancia, pues creyeron que era algo que solo servía para tratar infecciones menores y estúpidas. Pero los yankis (putos yankis listos) repararon en la penicilina por culpa de la segunda guerra mundial, pues querian estar a la altura de la medicina nazi. Ernest Boris Chain y Howard Walter Florey, consiguieron crear un método para obtener la penicilina de manera comercial.
Fleming no patentó su descubrimiento, pensó que asi, este remedio llegaría mas rápido a la gente de a pié, que es lo que el quiso desde un principio. Todo esto que logró, le hizo valedor del premio nobel de medicina junto con Ernest Boris Chain y Howard Walter Florey.
Una anécdota curiosa es que Fleming fue miembro del Chelsea Arts Club, un club privado para artistas fundado en 1891 por sugerencia del pintor James McNeil Whistler. Se dice que Fleming fue admitido en el club después de realizar "pinturas con gérmenes". Lo se, suena muy WTF pero es cierto. Estas pinturas consistían en pincelar el lienzo con bacterias pigmentadas, las cuales eran invisibles mientras pintaba pero surgían con intensos colores una vez crecidas después de incubar el lienzo. Lo que se dice un artista moderno, la pintura era y es para fracasados, lo que mola son los gérmenes pigmentados.

Busto de Fleming en Madrid
Estatua de Fleming en la plaza de las Ventas, en Madrid

Como toda persona, muere. Nos deja en 1955, pero fue enterrado como un héroe nacional en la Catedral de San Pablo. Gracias a él se inció en medicina la llamada, "era de los antibióticos", asi que dadle las gracias mentalmente a este señor que hizo tanto por tan poco, he dicho!!!

4 comentarios:

Miyavi dijo...

que pinta un torero delante de fleming?

no entiendo la vida ni la muerte xD

Bender dijo...

A mi todos estos personajes que hicieron grandes descubrimientos para la humanidad, me fascinaban de pequeño.

Vete a saber si en vez de mérito, lo que tuvo fue un cúmulo de casualidades XD.

Pero no, no quiero quitarle prestigio, sigue estando en la lista de mis ídolos.

Anónimo dijo...

LA VERDAD NOS PARECE UNA FALTA DE RESPETO A LOS CIENTÍFICOS QUE ÉSTE SEÑOR DIGA SER "CIENTÍFICO", VALGA LA REDUNDANCIA,POR SUS MOCOS...

Anónimo dijo...

Antes de Flemming muchos toreros morían o sufrían amputaciones por las infecciones en tejidos internos producidas por las cornadas. De ahí el homenaje de los toreros