sábado, 14 de marzo de 2009

Issei Sagawa!!!

Photobucket
Comiendo tengo unos modales muy refiasnos.

El post de hoy voy a empezarlo con una frase que resuena profunda en mi mente, y que a veces me ayuda a salir de estados de desánimo que me hacen ser una persona diferente. "A la grande la llamo Mordiscos". Esta simple frase a veces vale para animar una mente desgastada por algún mal momento o alguna que otra pequeña enajenación mental. Todo el mundo ha tenido seguro una pequeña rabieta o alguna pequeña desviación sexual alguna vez en la vida. Yo no, es evidente. Pero, yo tengo la extraña creencia que todos somos unos perversillos en mayor o menor medida, siempre lo he pensado. Todos tenemos un gustoso secretillo que nos guardamos para nuestro deleite personal y solitario. A algunos les gusta comer sandía de tal manera que les caiga el jugo por la barbilla. A otro les gusta quemarse ligeramente el cielo de la boca con el queso calentorro de una buena pizza y muchos prefieren frotarse de mas mientras se duchan. Yo particularmente siento un extraño placer mientras estoy en la cama justo después de despertarme y me quedo 5 o 10 minutos haciendo el vago. Os puede parecer una gilipollez, pero en esos momentos se dan pensamientos profundos o incluso estrategias para matar a las armas del FFVII, os lo digo yo. Otros en cambio, encuentran placer comiendose a personas. Así en seco. Muchos de vosotros inmediatamente, notaréis que vuestro cerebro está realizando las conexiones sinapticas pertinentes para que os venga la palabra caníbal a la cabeza, y en efecto, vamos a hablar de canibales, en concreto de uno de ellos. El chavalito especial que hoy nos ocupa es Issei Sagawa. Antes de darle al botoncito de sigue aprendiendo, tengo que advertirte que si eres de estómago sensible, quizás no deberías de estar leyendo esto, pero si no lo lees te quedarás sin una buena historia. Así que ten dos pares de gónadas (ya sean testículos y ovarios), enfrentate a tus miedos y

Photobucket
Algunos nos crecen nunca.

Antes que nada debemos de aclarar los conceptos de canibalismo y antropofagia. Para no andarme con zarandajas lo zanjaremos rápida y simplemente. Un canibal es ese bicho malvado que se come a otro bicho de su misma especie. Es decir es como si un caracol se comiese a un caracol, o una zarigüeya (llamada Mordiscos) se comiese a otra. Eso es canibalismo. Luego hay otra modalidad, mas chachi si cabe que es la antropofagia. Que es cuando a algun bicho del reino animal le da por comer sabrosos humanos. Por ejemplo, un tiburón aficionado a bellas bañistas o un caracol aficionado a orondos comedores de salchichas. El caso que nos ocupa es de canibal antropófago. Vamos, un cabroncete de mucho cuidado, pero con una historia que a mi particularmente me resulta fascinante, ya que demuuestra por enésima vez, lo gilipollas que somos.
Vamos a hablar un poco del tipo ese. Issei Sagawa, tipo evidentemente japonés que evidentemente nació en Japón (que no en jabón ni jamón) un 11 de Junio de 1949, en el seno de una familia multimillonaria, ya que su papi, Akira Sagawa, era el mandamás y cobramás de la Kurita Water Industries de Tokyo, una empresa que según mi nivel de inglés, se dedicaban a hacer váteres para hacer cacotas y pises. Su madre era una estirada exigente y totalitaria que lo educó a la japonesa, es decir, siéntate bien que si no van a decir que eres un reventao, es decir, mala persona. Por lo visto esto le funcionó porque nuestro amiguito Issei reció y se convirtió en un tío de provecho, con unas notazas en el cole que lo flipas. Como muchos japoneses, tenía una obsesión malsana con las mujeres, y nuestro amigo en particular con las mujeres occidentales. Hombre, yo también estoy ossesionao (palabra que viene de ossesión) con muchas cosas, pero con las mujeres, no sé, algunas están mu bien y son mu majas pero bueno. El caso es que yo no voy por la calle y me digo a mi mismo, joder, esa esta muy buena, me la voy a comer. Bueno, vale, quizás lo piense, pero en sentido figurado, no literal como este tipo.

Photobucket
Fíjate si tengo gusto, que ni me peino con cortinilla.

Sagawa empezó a pensar estas cosas tan literalmente que lo llevó a cabo. Concretamente hizo un primer intento mientras estudiaba literatura inglesa en la universidad Wako (será del comecocos) en Tokyo. Allí conoció a una muchachilla alemana con la que se empajilló mentalmente. Tenía conversaciones con su cerebro y este le decía; "Cómetela coño! que está mu buena!! Y Sagawa le hizo caso literal mas que nada porque seguro que es un poco tonto. Tan tonto que un día de verano entró en su apartamento para cometer el crimen, todo preparadito él y se encontró el premio gordo. Una bella mujer alemana, dormida, y en bragas. Buscó algo para matarla y cogió un paraguas. Lo malo es que la chavalita se despertó y empezó a gritar como una posesa y nuestro amiguito especial salió corriendo como una mariquita.
Pero esto no fué el fin de sus fantasías altamente desviadas de los canones morales que hoy en día nos rigen, no. Lo peor está por llegar, todavía estás a tiempo de dejar de leer, porque ahora empieza lo malo. Cuando se fué a París a estudiar es cuando todo se pone interesante. Para empezar, tenía miedo porque le habían dicho que en Europa hay mucho maleante y se compró un rifle del calibre 22 para su protección. Luego conoce a una estudiante holandesa llamada Renée Hartevelt que estudiaba en "La Sorbona", universidad mas conocida por tener una cafetería muy ruidosa (a ver si pilla alguien el chiste). Se hizo amigote de ella y quedaban muchas tardes para charlar de literatura o de la vida en general , cosa muy sana que recomiendo a la gente. Lo que pasa es que nuestro amigo Sagawa se obsesionó con Renée. Tanto que escondió una grabadora para registrar su voz mientras recitaba poemas o lamía el lugar del sofá donde ella se sentaba. En una de esas desviaciones juró que se la comería.

Photobucket
Demostración empírica de la estupidez humana.

Su plan comenzó un 11 de junio de 1981. Estaba superfeliz ese día, había elegido a una mujer sana y fuertota para que le diese energía en vez de tomarse un multicentrum o algo por el estilo. La invitó a cenar y le dijo que se sentase a la japonesa para beber té. El cabroncete de Sagawa mezcló el té con wisky y tras un par de horas bebiendo le confesó a Renée su profundo amor. Ella, halagada, le dijo que era muy majo pero que solo le gustaba como amigo (sentencia de muerte). Sagawa turbado, se levantó y le trajo un libro de poemas para grabar su voz por última vez. Mientras leía, Renée recibió un disparo en la nuca que acabó con su vida al instante. Aquí comienza lo malo.

Photobucket
Renée Hartevelt

Sagawa estaba pletórico, ahora ya no habría negativas, podría poseerla como el quisiera. Para empezar, la desvistió y se hizo necrofílico por un rato. Luego empezó a comérsela. No quiero entrar en muchos detalles, pero la situación exige que ahondemos un poco. Digamos que su parte preferida fueron las piernas, de las que sacó filetes generosos que hizo en una sartén. Se comió unos cuantos platos en la cocina mientras escuchaba las cintas de la voz de Renée y usaba de servilletas la ropa interior de la muchachuela reducida a comida. Describió la carne humana como suave y sin olor, como el atún. Pasó un par de días con el cuerpo, lo metió en la cama, durmió con él etc etc. Hasta que empezó a apestar y se le acabó el edén. Metió el cuerpo en una maleta y se fué a tirarlo al río.
Como es bien sabido, el japonés medio es un ser pequeñico y blandengue que no puede levantar mucho peso. Esto le llevó a ser descubierto por gente que no veía con buenos ojos que alguien estuviese tirando una maleta al río. Sagawa salió corriendo pero lo pilló la policia dos días mas tarde en su pisito de soltero. Los policías se encontraron con un panorama nada alentador. Digamos que el frigorífico tenía demasiadas reservas de carne.

Photobucket
Owned!

Lo metieron en la cácerl pero el juez decidió que era un perturbado mental que no estaba en condiciones de ser juzgado así que lo metió en un loquero. Peeeeeeeero, como siempre pasa en esta vida, los ricos no sufren. Su papaito contrató a una legión de abogados que consiguieron llevarlo de vuelta a Japón donde pasó 15 meses en un sanatorio y volvió a salir a la calle, libre como el mar.
Pero lo mejor de todo, es que este tio se hizo famoso en todo Japón. Escribió un libro titulado "Dentro de la Niebla", donde cuenta su ritual gastronómico a la hora de comer personas. Luego escribiró otro llamado Shonen A (chico A), psicoanalizando a aun niño que resultó ser un asesino en serie bastante capullo, que decapitó, entre otros menesteres, a un niño y a una niña de 10 y 11 años respectivamente.
Es invitado a muchos programas de actualidad para que esté allí haciendo el paripé. Ha salido en alguna peli haciendo de desviado sexual y lo mejor de todo, hace críticas gastronómicas de restaurantes para algunas revistas del gremio, tócate los huevos.

Photobucket
Quién no se jalaba uno ahora?? Issei Sagawa.

Mucha gente tiene una visión idealizada de Japón, con mucha tecnología y todo eso, nada de nada, allí también hay mierda de salsa rosa y cosas de esas, como en todo país desarrollado que tiene mas de 30 tipos de galletas en cualquier supermercado. Yo iría mas lejor incluso y diría que mucha gente tiene una visión idealizada del mundo en el que vive. Siendo sus máximas preocupaciones, que voy a comer, que me voy a poner de ropa, o como coño me voy a peinar. Y lo cierto es que cualquier día te puede tocar un loco de estos por la calle y hacerte un apaño. Pero reiros amigos míos! a vosotros no os va a pasar lo que os he contado hoy. Que porqué? porque no creo que un japonés llamado Issei Sagawa, que ahora vive en Tokyo muy feliz en su casa llena de quien sabe, os mate y os coma. No, quizás os mate algún loco u os viole vuestro cónyuge, es lo que se lleva hoy en día en estos lares. Pero bueno, creo que va siendo hora de cerrar el chiringuito este. Deciros que si queréis ver como dejó el cuerpo de la pobre Renée, solo tenéis que poner Issei Sagawa en el gúguel (véase Google) y miráis en las imágenes, creo que con eso os bastará.

Photobucket
Sanote sanote!!

Como moraleja a este cuento os aconsejaré que probéis la carne ibérica, está mu rica y y acompañada de papas fritas es lo mejor del mundo. En su defecto están los pinchitos, que con papas fritas también están que te cagas . Luego, las papas fritas en cantidades ingentes son...canela fina, y por último, en la cúspide de la cadena alimentaria, está el choped, del que simplemente, no puedo hablar, pues merece un post para el solo. Espero que os haya gustado y que por lo menos os haya esbozado una sonrisa, así que ya sabeís! a comer bien!! he dicho!!!

6 comentarios:

Neo_Von dijo...

Os recomiendo encarecidamente que le echéis un vistazo a las fotos de Renée en el google, para que veáis las razones de porque ahora este tipo es una pequeña celebridad en Japón, es ciertamente fascinante en una manera absurda. No las fotos claro está. A mirar coño!xD

Joan dijo...

Jum...

Vengo leyendo tus posts des de hace mucho tiempo :P

Me asusté cuando vi que no publicabas más... :(

Peró ahora pienso comentar todos los posts, si así consigo que sigas escribiendo!

:D

Aún sigo esperando el post sobre el 21 de diciembre de 2012!!!!

Neo_Von dijo...

Bueno bueno! Me alegro de que me sigas leyendo, es un balón de oxígeno motivante para seguir escribiendo sin prisa pero sin pausa. A ver cuando me animo a hacer el post del fin del mundo, que seguro que nos vamos a reir mucho xD. Un saludote!

irene *-* dijo...

mmmmmmmmmmm

pos a mi este post me ha dado hambre

jummmmm...carne humanaaaaaa... sacra y deliciosaaaaa (babas) xD

Neo_Von dijo...

Si te ha dado hambre es que no has buscado las fotos que te he dicho. Y si las has buscado y te ha dado hambre, creo que tengo que comprarme un machete para llevarlo siempre encima, no vaya a ser que te escantilles y aparezcas por aquí pegando bocaus xD. Un saludote!!

Anónimo dijo...

http://www.taringa.net/posts/info/2259787/De-cómo-nació-el-imperio-de-los-sentidos.html

Una historia bastante macabra también...