jueves, 22 de mayo de 2008

Gilles de Rais!!!

Image Hosted by ImageShack.us
Foto del perfil bueno de Gilles.

Vaya vaya vaya!!!que de tiempo sin pasarme por estos parajes o eriales que hay junto a las superautopistas de la información...ya se que me habéis echado de menos, pero tenía compromisos que cumplir con mis exámenes y mis estudios y tal, robándome el poco tiempo que tengo para vosotros, pero hoy me he dicho a mi mismo con mi organismo pluricelular...voy a escribirle algo a mis 3 o 4 fans...y así hare durante unas cuantas letritas, que os parece la idea??os mola??NO!no os puede molar, porque ya nada mola...os tiene que parecer cool (de LG).
Hoy no os vengo hablando de un tema científico o algo curioso, si no de la vida de un hombrecillo que muchos de vosotros, seres insignificantes, que es lo que sois y yo el primero de todos, no conocéis. Resulta que es nada mas y nada menos que Gilles de Rais!!! Este hombre de nombre impronunciable para un andaluz profundo como yo es un francés que tuvo una vida peculiar. Evidentemente que su vida fué peculiar, si no no estaría yo aquí como un memazo escribiendo. Pero bueno, hablemos ya sin ambajes y dispongámonos a aprender un poquillo de historía de esa que no enseñan en los colegios.

Image Hosted by ImageShack.us
Gilles pensando en como te va a sorprender...

Gille de Rais, nacido en La France y con el verdadero nombre de Gilles de Montmorency-Laval, fue un tipo de cuidado que tuvo la mala suerte de nacer el 10 de septiembre de 1404 en el seno de una familia rica, pudiente y noble. Desde que nació ya se vió que era un cabrón malparido, pues nació en la torre negra del castillo de Champtocé, en la bretaña francesa. Fue un chavalito normal de la época, abandonado por sus padres a sus tutores eclesiásticos (televisores de la época) para que los educaran solitos. Como ya he dicho antes era un chaval bastante normalito...bueno, normalito si obviamos la vena especialmente sádica que mostraba muchas veces, cosa que le costó el abandono de sus teles eclesiásticas. Si paaapa le dijo entonces, ven pa cá que yo te educo como un machote francés. Todo fué mas o menos bien, pero la cosa empezó a ir mal cuando salió de caza con su paaapa. Se procuraron un buen jabalí pa la cena, pero olvidaron la primera regla de la caza, nunca te acerques a un bichote con cosas afiladas que respire. Su paaapa, olvidando esta regla, se acercó al jabalí que con sus fuerzas de flaqueza le asestó un golpe en el estómago clavándole los colmillos. Obviamente su padre murió, pero digamos que su muerte marcó profundamente a Gilles, ya que vió como su padre se desangraba lentamente en la cama mientras sus vísceras y tripas se desparramaban por las sábanas. No es bonito, lo sé, pero era el estilo de la época, es mas, su madre siguió la moda y murió poco después.

Image Hosted by ImageShack.us
Aparición de Gilles en el Resident Evil 4...

Gilles y su hermano (tenía uno oye) quedarón bajo la tutela de su abuelo, Jean de Craon. Su abuelo era un crá en la educación, pués inculcó a los hermanitos buenos principios tales como el egocentrismo, narcisismo, dinerismo y mas cosas malas terminadas en ismo. Pero su abuelo lo dejó bastante de lado, así que se refugió en la biblioteca dondé leyó La vida de los doce Césares de Suetonio, donde se habla de las bondades de Calígula, Nerón y Tiberio entre otros. Este libró lo marcó en demasía, quedándose empajillado mentalmente. Pasó el tiempo y su abuelete, mu majo él, le regaló una armadura +15 y lo nombró caballero por la face. Empezó a practicar con muñequitos de madera pero...no cuajaba del todo en el. Entonces le dijo a su amiguito Antoin, killom vamos a echarnos una pelea a machete en plan colega...lo malo es que su concepción de, en plan colega, era asestarle un machetazo en el pescuazo. Y así fué, y de premio se sentó a ver como se desangraba su "amigo". Fué su primer asesinato, con 15 añitos, encima salió limpio por se noble y tener dinero (como hoy en día) y la familia de Antoin, que era pobre y normal, se tubo que conformar con una indemnización de dos perras. En esta época no hay nada mas interesante, ya que solo cometió delitos de perversiones sessuales.

Image Hosted by ImageShack.us
Perversión un poco mas sana que las que tuvo este hombre...

Que hace un chaval joven que tiene ganas de violencia gratuita?? alistarse en el ejercito. El abuelo con su habilidad de enchufismo +8, lo puso a servir en la vanguardia del ejercitó de un duque francés que peleaba contra otro duque frances. Allí fue donde se realizó como persona, ya que todos sus compañeros de batalla lo admiraban porque parecía poseido cuando luchaba, como los bersekers vikingos, pero no tan chulos como ellos, pues estos luchaban semidesnudos con la consabida tensión sexual que ello supone. De camino a casa y con 17 años, rapto a la hija de un noble para casarse con ella y crear la mayor fortuna de Francia. La madre de la chavalita no quiso, asi que la mandó raptar y la mantuvo a pan y agua hasta que dijo que si. Se casó con la chavalita esta y tardaron en tener hijos, casi 10 años. Tuvieron una hija a los 7 años de matrimonio y un hijo 3 años después, todo ello por culta de las perversiones de carácter marcadamente homosexual del tipo este.

Image Hosted by ImageShack.us
Versión japonizada de Gilles, un maricón con el pelo negro y reflejitos azules...

Con una paja mental mas que notable, acentuada por un flipamiento de tener una barba negra con reflejos azules al estilo Saske, se fué a luchar a la guerra de los 100 años contra los desalmados ingleses, digo desalmados porque según los curas franceses, matar ingleses te suponía una bonificación de +100 en puntos de la luz para ir al cielo con el dios ese al que adoraban. En 1429 conoció a Juana de Arco, conocida por todos nosotros por ser...una tia con una enfermedad mental que creía escuchar a dios?? bueno, una figura histórica de Francia. Como esta mujer tenía una paja mental de proporciones considerables, equiparable a la de Gilles, enseguida congeniaron. El rey de Francia por aquellos tiempos, Carlos VII les dió el mandó de un pequeño ejercito para que hicieran la misión de liberar el sitio de Orleans, que ya duraba meses. LLegaron y en unos cuantos días quitaron a los inglesuchos del medio, entrando en Orleans como triunfadores y libertadores de Francia. Tambíen destacó en las batallas de Jargueau y Patay.

Image Hosted by ImageShack.us
Juana recitando de memoria la tabla periódica.



Salvó a Juana en numerosas ocasiones y se convirtió en su mano derecha, su guardaespaldas vamos. En el fragor de la batalla se sentia desarrollado y realizado espiritualmente, ya que Juana le inspiraba un sentimiento religioso que te pasas. Todo esto le llevó a ser nombrado mariscal de campo en 1429, con 25 añitos, un echo único en toda la historia francesa, adoptando la flor de lis en su escudo de armas. Osea, era un tipo importante, rico, con influencia y joven...un dandy vamos. Peeeeeeero, las cosas se torcieron cuando capturaron y ejecutaron a Juana. Juntó a pequeño ejercito para ir a su rescate, pero llegó demasiado tarde y solo alcanzó a ver las cenizas humeantes de Juana. Lloró amargamente ante ellas y llegó a acusar públicamente al rey de su muerte.

Image Hosted by ImageShack.us
Juana recibiendo el castigo de moda de aquella época...

Sintió que la guerra que estaba librando carecía de pureza si es que alguna vez la tuvo. A partir de aquí la cosa empieza a desmadrarse. Se refugía en su castillo donde lleva una vida a tutiplén despilfarrando toda su fortuna. No se conoce rey o príncipe que haya vivido mas lujosamente, dando banquetes que te pasas y comprando cosas muy muy caras. Todo aquel que entraba en su castillo era colmado de regalos y dinero tenía que estar un mes comiendo para no ser mal invitado. Llegó a hacer obras de teatro brutales en las que recreaba sus batallas con Juana de Arco. La mas brutal fué una en la que había 150 actores con armaduras y vestidos reales, con pájaros y animales autómatas, con ricos decorados y todo gratis. La entrada gratis incluía, comida, magreo y bebida. Todo esto le costó unas 80000 coronas. Como veía que sus arcas comenzaron a quedarse vacías comenzó a rodearse de brujos y alquimistas para que con la piedra filosofal, crearan oro a partir de la nada. Como Gilles era un poco tontaina, se dejó embaucar por un montón de estafadores que le decían que habían visto al diablo y tal. Así que Gilles se obsesionó por hablar con el diablo para decirle... killo...dame argo. Efectivamente se puso manos a la obra, pero lo malo es que para hablar con el diablo, segun sus "consejeros" hacía falta...eee...sangre de niño... Esto dió comienzo durante 10 años a la desaparición de mas de 1000 niños. Iban por los pueblos diciendo, venid niños, que os haremos pajes de los castillos de este señor tan majete. Estos niños eran conducidos a los muchos castillos de Gilles donde eran, asesinados, decapitados, desmenbrados, rajados en canal y violados...no casi siempre por ese orden, a veces también los violaba antes de matarlos...

Image Hosted by ImageShack.us
Su escudo de armas...

Sentía especial predilección por cortales la vena yugular y ver como gritaban y corrian pidiendo ayuda. Llegaba casi al orgasmo viendo como brotaba la sangre y sus víctimas morían lentamente. Llegó a hacer concursos de belleza un tanto peculiares, consistian en clavar las cabezas de los pobres niños en picas y calificar su...eee.."belleza". Muchas veces, tras violar el cuerpo muerto de un niño, se arrepentía mucho mucho y juraab partir hacia tierra santa para limpiar sus pecados, esto se le pasaba a los 3 minutos.
La gente se empezó a coscar de que estaba desapareciendo mucho niño y lo trincaron en seco. Cuando llegaron al castillo para arrestarlo la visión y el olor eran un poco demasiado desagradables. Gilles parecía vivir en otro mundo, ya que su cabeza no estaba en el nuestro. Existen documentos del juicio muy detalla. Se documentó todos los asesinatos y las vejaciones que practicaba a los niños (de entre 7 y 20 años), actuaciones pedófilas, colgamientos del techo por ganchos, decapitaciones, etc. Dijo que hasta había bebido la sangre de los niños, incluso cuando estos aún estaban vivos, que "necesitaba aquel goce sexual" y que escribió un libro de conjuros con la supuesta sangre de los asesinados, todo ello por el bien de la sabiduria universar, uy, que sarcástico que soy. Como soy un enrollao os voy a copipastear algunos fragmetos traducidos de las declaraciones de este hombre, héroe nacional francés por aquellos días.

Image Hosted by ImageShack.us
Moda judicial de la época...

“Yo, Gilles de Rais, confieso que todo de lo que se me acusa es verdad. Es cierto que he cometido las más repugnantes ofensas contra muchos seres inocentes –niños y niñas- y que en el curso de muchos años he raptado o hecho raptar a un gran número de ellos –aún más vergonzosamente he de confesar que no recuerdo el número exacto- y que los he matado con mi propia mano o hecho que otros mataran, y que he cometido con ellos muchos crímenes y pecados".
"Confieso que maté a esos niños y niñas de distintas maneras y haciendo uso de diferentes métodos de tortura: a algunos les separé la cabeza del cuerpo, utilizando dagas y cuchillos; con otros usé palos y otros instrumentos de azote, dándoles en la cabeza golpes violentos; a otros los até con cuerdas y sogas y los colgué de puertas y vigas hasta que se ahogaron. Confieso que experimenté placer en herirlos y matarlos así. Gozaba en destruir la inocencia y en profanar la virginidad. Sentía un gran deleite al estrangular a niños de corta edad incluso cuando esos niños descubrían los primeros placeres y dolores de su carne inocente".
"Contemplaba a aquellos que poseían hermosa cabeza y proporcionados miembros para después abrir sus cuerpos y deleitarme a la vista de sus órganos internos y muy a menudo, cuando los muchachos estaban ya muriendo, me sentaba sobre sus estómagos, y me complacía ver su agonía...".
"Me gustaba ver correr la sangre, me proporcionaba un gran placer. Recuerdo que desde mi infancia los más grandes placeres me parecían terribles. Es decir, el Apocalipsis era lo único que me interesaba. Creí en el infierno antes de poder creer en el cielo. Uno se cansa y aburre de lo ordinario. Empecé matando porque estaba aburrido y continué haciéndolo porque me gustaba desahogar mis energías. En el campo de batalla el hombre nunca desobedece y la tierra toda empapada de sangre es como un inmenso altar en el cual todo lo que tiene vida se inmola interminablemente, hasta la misma muerte de la muerte en sí. La muerte se convirtió en mi divinidad, mi sagrada y absoluta belleza. He estado viviendo con la muerte desde que me di cuenta de que podía respirar. Mi juego por excelencia es imaginarme muerto y roido por los gusanos”.
“Yo soy una de esas personas para quienes todo lo relacionado con la muerte y el sufrimiento tiene una atracción dulce y misteriosa, una fuerza terrible que empuja hacia abajo… si lo pudiera describir o expresar, probablemente no habría pecado nunca. Yo hice lo que otros hombres sueñan. Yo soy vuestra pesadilla"

Image Hosted by ImageShack.us
Juana de Arco versión 3000, en busca de venganza...

Mu fuelte, si señor...cosas de la edad media supongo, aunque bueno, hoy en dia tenemos a señores mayores con hijas encerradas en sotano durante dos décadas y tal. Evidentemente a nuestro amiguete Gilles le cortaron la cabeza por sus travesuras un tanto apocalípticas, y lo mas gracioso es que esta enterrado en un convento de carmelitas por haber matado a un montón de ingleses desalmados. A título anecdótico contaré que en la peli de Juana de Arco, dirigida por Luc Besson (conocido besador), con Milla Jovovich como juana (que grande) a Gilles lo interpretó Vincent Cassel, que lo habéis visto ultimanente en la genial Promesas del Este. También hay un monton de grupillos pseudoestúpidos metaleros negros que tienen canciones dedicadas a este "gran" hombre...personalmente creo que deberian sentarse a leerse unos poemitas de Machado o Alberti para ver otra vertiente de la vida...ahh....creo que me he pasado escribiendo, pero este personaje se lo merecía por ser tan condenadamente cabroncete...mi consejo es que, si tenéis deseos reprimidos o alguna perversión, compraos un pene de goma o en su lugar un plátano...son mas sanos y no hacen daño a nadie...si queréis joder, jodeos a vosotros mismos, he dicho!!!

10 comentarios:

Nizar dijo...

Que gran hijoputa que era el tío, reconozco que he sentido dolores de estomago (probablemente retortijones sin importancia, seguro que me estoy cagando) cuando he leído el texto traducido.

Que repelús de hombre madre mía...., ademas es feo el cabrón, en la primera imagen tiene cabeza polla xD


Impresionante final, que forma de acabar el texto, casi me meo xDDD

''compraos un pene de goma o en su lugar un plátano...son mas sanos y no hacen daño a nadie...si queréis joder, jodeos a vosotros mismos'' esta frase se merece un 10 xDD

Neo_Von dijo...

Gracias Nizar, ya sabes que yo vivo para dar. Aunque solo sea alguna risilla irrisoria algo doy...Por cierto no me había fijado en el final hasta que me lo has comentado, y eso que lo escribí casi sin pensar xD

Caca Preciosa dijo...

tu siempre escribes sin pensar hombre xD por eso queda tan gracioso.Eres un ensayista profesionarrrlll!

Me ha molado la entrada, la verdad es que el colega no me sonaba lo mas mínimo, pero gracias a ti mi cerebro se va rellenando de datos que seguramente olvidaré en unas 9 horas, porque mi memoria es de baja categoría, ya sabes...

Qué es lo que producirá esa locura tan bestia?

Neo_Von dijo...

La mente humana es uno de los grandes misterios de la humanidad caquita preciosa...quizas algun dia te enchufen el cerebro a un ordenador, aparezca todo lo malo que tienes en una patallita y lo pondran en modo off...veremos eso nosotros??

Anónimo dijo...

muy bueno muy bueno!

Anónimo dijo...

perdon, pero encuentro pésimo como escribiste sobre gilles de rais, primero aprende a relatar y no pongas tus comentarios dentro de lo que escribes retrasado mental, segundo para escribir de historia tienes que ser lo mas objetivo posible y por ultimo eres un idiota

El Pricto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Pricto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Pricto dijo...

Gilles de Rais fue una víctima de la inquisición, al igual que Juana de Arco. Lo único es que su reputación no corrió con tanta suerte como la de esta última. Esto era porque Guilles de Rais era una figura muy importante en la época y se opuso a la iglesia. Todo lo que se dice de sus crímenes es probablemente mentira y cuando confesó fue bajo estados de tortura extrema, en los cuales (como muy bien se sabe hoy en día)te pueden hacer confesar lo que sea. Lo curioso es que las perversiones y crímenes que le fueron adjudicados a este Cristo de su época son típicas de la psicología de monjes pederastas pertenecientes la iglesia católica.

Aquí un pequeño fragmento de la wikipedia (en inglés porque esta info no aparece en la versión castellana):

In 1992, Freemason Jean-Yves Goëau-Brissonnière, the Grand Master of the Grand Lodge of France, organized a court consisting of former French ministers, parliament members and UNESCO experts to re-examine the source material and evidence available at the medieval trial. The hearing, which concluded Gilles de Rais was not guilty of the crimes, was turned into a documentary called Gilles de Rais ou la Gueule du loup, narrated by Gilbert Prouteau.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con el comentario superior. En el libro "Gilles de Rais ou la Gueule du loup" escrito por Gilbert Prouteau en 1992 se cuestiona la veracidad de los cargos presentados contra de Rais y su culpabilidad. El libro inspiró en el mismo año de su publicación la creación de un jurado integrado por notables franceses -formado por un senador, un biólogo, un médico, un ex ministro de Cultura, un ex ministro de Justicia y varios juristas en ejercicio-, el cual encontró a de Rais completamente inocente de los cargos que se adjudicaban.

Gilles de Rais fue víctima de las atrocidades de la Inquisición y siguió el mismo destino de Juana de Arco.

A continuación, dos artículos del diario español El País que tratan sobre el tema:

http://elpais.com/diario/1992/06/13/sociedad/708386406_850215.html

http://elpais.com/diario/1992/11/10/sociedad/721350003_850215.html